Monte de la Torre

A nuestros salvavidas

 

Abre tu ventana,
sal al social balcón,
enciende, en el crepúsculo de la tarde, la llama de la esperanza e ilusión,
que brille en las sombras de la tristeza
la llama grandiosa de la solidaridad.

Demostremos que somos gente agradecida
dándole al sanitario algo tan sencillo pero muy grande,
ese aplauso fuerte, bien fuerte
que bien merecen los que están en ese singular frente,
en la lucha por defendernos y salvarnos
de este terrible enemigo,
la pandemia del virus que maldigo.

Esas batas blancas, verdes o de cualquier color
que no quieren verse manchadas con el dolor
y la pena de ver como se convierten
en pañuelo que impotente dice adiós a vidas para siempre.

A ellos, nuestros únicos salva vidas,
van estas palabras dirigidas
porque con su encomiable labor
están manifestando el grandioso amor.

No hay dinero que pague ese esfuerzo de titanes,
el que libran en sin igual batalla,
esos sanitarios que están al lado de los que necesitan ayuda en una cama
de uno de los muchos hospitales que hoy son la trinchera
donde especialistas en medicina
siguen dando ánimo y aliento para que la humana vida
no se vaya y muera quien tiene que para siempre morir,
el covid-19 que tanto nos hace sufrir.
Abre la ventana,
sal al social balcón,
enciende, en el crepúsculo de la tarde, la llama de la esperanza e ilusión
y aplaude, aplaude al que tanto y tanto hace
para que la vida de este singular trance
salga victoriosa como de otras hemos salido
en esta ocasión lo conseguiremos
y al médico siempre se lo deberemos.
No hay macetas en las terrazas,
Ni vasos, ni platos , ni tazas.

Los geranios ya carecen de flor,
el coronavirus se las arrancó
cual viento terrible y, pretende
quitarnos y secarnos la más hermosa, las de nuestra gente;
pero hay en esas una con la que no puede la pandemia,
son las palmas abiertas de nuestras manos que aplauden a nuestros salva vidas
que, en esta primavera son las únicas flores
que en las tardes de marzo salen a los balcones
a lanzar los mejores aromas, los de solidaridad y agradecimiento
a los que son con su entrega son firme escudo de nuestro salvamento.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
23 septiembre 2020 | Rafael Fenoy Rico
Confinamientos del “alma”
 
20 septiembre 2020 | Patricio González García
Los Besos
 
20 septiembre 2020 | Patricio González García
La fusión
 
19 septiembre 2020 | Pepe Pol
Ben Harás