Acerinox ratifica el compromiso de neutralidad climática antes de 2050 anunciado por Unesid

El Grupo Acerinox ratifica al compromiso expresado ayer por la Unión de Empresas Siderúrgicas (UNESID) de alcanzar la neutralidad climática antes del año 2050 de acuerdo con la decisión de Consejo de la patronal siderúrgica y que ha hecho público coincidiendo con el inicio de la Cumbre del Clima (COP25) en Madrid.

Esta adhesión se enmarca entre las acciones de Sostenibilidad de la compañía como uno de los principios esenciales en el desempeño de su actividad. Los esfuerzos medioambientales y sostenibles de Acerinox han sido reconocidos por diferentes organismos y asociaciones internacionales.

Con fábricas en cuatro continentes y ventas en más de 80 países, el Grupo Acerinox es un ejemplo global de equilibrio entre crecimiento económico, cuidado del medio ambiente y bienestar social.

El Grupo Acerinox trabaja para alcanzar la mayor rentabilidad a través de la mejora de la competitividad y la excelencia en todos los procesos, pero la manera de obtener beneficios, las posibles repercusiones de su actividad y el impacto sobre el entorno son asuntos que la compañía tiene muy en cuenta.

Por todo ello y con este objetivo, se ha incorporado recientemente a la Alta Dirección del Grupo Oswald Wölfe como Director de Sostenibilidad, Relaciones Institucionales y Comunicación, reportando directamente al Consejero Delegado, Bernardo Velázquez.
Wolfe, hasta hace unos meses CEO de la fábrica del Grupo Acerinox en Malasia (Bahru Stainless), cuenta con una amplia experiencia internacional en el sector además de un profundo conocimiento de los procesos, idóneo para la consecución de mejoras medioambientales en las plantas así como la para la integración de medidas sostenibles en todas las áreas de negocio de la empresa para definir e incrementar el valor futuro de la misma y dar respuesta a las demandas de nuestros grupos de interés y el resto de la sociedad.

la idea de desarrollar una sostenibilidad económica, social y medioambiental, Acerinox está potenciando la reducción de emisiones y de utilización de recursos y así como la puesta en valor del acero inoxidable como ejemplo de economía circular al ser uno de los productos rentables conocidos cuyo ciclo de vida responde mejor a las cuatro ‘R’ sobre las que se asienta ese concepto: Reducir, reusar, remanufacturar y reciclar.

El acero inoxidable se encuentra en una gran variedad de productos que usamos en el día a día incrementado constantemente las aplicaciones gracias a su resistencia a la corrosión, a sus propiedades mecánicas, a su aspecto superficial y su facilidad de limpieza, a la duración de los productos con él fabricados y a su capacidad de ser reciclado una y otra vez sin que pierda ninguna de sus propiedades, lo que lo hace idóneo para el desarrollo sostenible y la economía circular.

Entre los reconocimientos internacionales que Acerinox ha recibido en materia de Sostenibilidad se encuentra FTSE4Good, que la incluye en su índice mundial de compañías responsables con el medioambiente, la sostenibilidad y las políticas de RSC, así como Global Reporting Initiative en su versión G4 tras revisar el Informe de Sostenibilidad del Grupo Acerinox 2018.

Noticias relacionadas