Julio C. Pacheco

Nosotros, los currelas

Ya saben lo de los vicios, y todos los tenemos (hasta usted que se cree santo). Ahora ando drogándome con la última que...

La vacuna anual

Como otro año más, en esta semana que casi ha pasado, el martes nos volvimos a poner nuestra dosis de la vacuna democrática...

La herencia recibida

Independientemente de que sea usted un tieso, semitieso -cómo el que les escribe- o todo un potentado por estas tierras del sur, hay...

De títeres ni hablamos

Recién nacido otro sábado. Éste se promete nublado pero de momento tan sólo avisando: ¡Cuidadín, cuidadín, que te puedo llover! Tempranito, es justo...

Yo tengo un sueño

¡I have a dream!... Así empezaba el malogrado doctor Martin Luther King alguno de sus memorables discursos. Pero de los Estados Unidos prefiero...

Pasa la vida

Otra semana que pasa. Empezamos ésta con los coletazos de los comentarios sobre la FITUR recién terminada. Algunas críticas repetitivas y machaconas -como...

Había que matarlo

Hoy sábado repaso las cosas que han sido noticiables esta semana a nivel nacional. El juicio a la mamá de Triana y Cia.,...

Somos unos malos reyes

Así que pasadas, con más o menos estreches, o embriagados por el mayor o el menor de los abusos consumistas en nombre de...

Otra bala en la recámara

Por aquí andamos hoy, en una gran superficie comercial conduciendo un carrito de la compra. Rodeado de peligrosos productos alimenticios llenos de conservantes,...

La gran esperanza blanca

«La victoria tiene cien padres y la derrota es huérfana». Lo dijera Napoleón, John F. Kennedy o alguno de sus escribientes perdidos en...