Casanova, “La Junta se lava las manos en el conflicto con Delta Chapatal SA en Castellar”

El Consejero de Agricultura ha enviado una resolución al Ayuntamiento de Castellar por la que considera que los terrenos cedidos al pueblo y expropiados en su día al ducado de Medinaceli para su expansión, deben ser devueltos a la empresa Delta Chapatal SA.

Redaccion | Los Barrios

Esta empresa denuncia a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Castellar por haber permitido la instalación de un campo de tiro y una gravera en los terrenos que se encuentran entre la barriada de la Almoraima y el pueblo nuevo.

El 30 de junio de 2008 se emite sentencia de la sección cuarta de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia cuyo fallo dispone “se estima parcialmente el recurso interpuesto, ya que se reconoce el derecho de reversión de los terrenos del Polígono de tiro y la gravera o cantera de materiales, ya que se trata, bien de una estructura dedicada a actividades turístico-recreativas, o extractivas, que se alejan de la imagen de un núcleo entregado a la explotación agraria de la zona regable”

El 7 de marzo de 2012 se envía escrito del Ayuntamiento a la Delegación Territorial de Agricultura, como responsable de la expropiación realizada, para fijar fecha en la que se proceda levantar acta de apeo de deslinde de la superficie a revertir.

Dada la complejidad técnica y jurídica que conlleva la efectividad de la reversión declarada, la Delegación Territorial de Cádiz solicita informe facultativo a la Asesoría Jurídica de la Consejería de Agricultura, sobre cuestiones relativas a la ejecución de la sentencia. El informe se recibe cinco años más tarde, el 2 de agosto de 2017. En él se indica “debe requerirse al Ayuntamiento en su condición de beneficiaria y cesionaria de los terrenos a revertir que proceda de manera inmediata a la devolución de los mismos a Delta Chapatal, añadiendo que para el caso de que ello no fuera posible expresara el Ayuntamiento la imposibilidad jurídica o física de devolución de tales terrenos in natura, con precisa delimitación de la superficie que pueda o no revertirse”.

Por tanto, la ayuda solicitada a la Junta por parte del Ayuntamiento para el deslinde, se deniega y se deriva toda la responsabilidad de la reversión al Ayuntamiento.

Según palabras del alcalde de Castellar, Juan Casanova, es una triste noticia “en esos terrenos estaba prevista la ampliación del pueblo con la construcción de viviendas de protección oficial. Al perder toda esa zona, se han perdido unos terrenos que suponen un grave quebranto para el patrimonio municipal. El problema ahora se centra en determinar la zona a devolver, sin la ayuda técnica de la Junta como entidad expropiadora, y las indemnizaciones que puedan exigir desde Delta Chapatal por los terrenos que están ocupados por viviendas, hotel o que fueron vendidos para la construcción de nuevas viviendas”. Desde Delta Chapatal SA ya se indicó en su día que ellos valoraban estos terrenos en 7 millones de euros.

Para el Alcalde, esta reversión es consecuencia de haber gestionado al margen de la ley unos terrenos que no fueron cedidos para campo de tiro ni para cantera. “Una herencia más de la pésima gestión socialista en Castellar que nos ha tocado asumir a todos los chisparreros” finaliza.

 

 

Noticias relacionadas