Ecoherencia recupera un alcornocal

Ecoherencia SCA, ha plantado 400 alcornoques en el sendero de Valdeinfierno del Parque Nacional de los Alcornocales en el municipio de Los Barrios (Cádiz). Este espacio fue víctima de un incendio en 2018.

El alcornoque es un árbol emblemático típicamente mediterráneo cuyos servicios ecosistémicos son inmensurables. Aparte de proporcionarnos su corteza, el corcho, y su madera, los alcornocales proporcionan, además, hábitat para muchas especies y biodiversidad, frenan la erosión del suelo, recargan la capa freática, generan un paisaje de alta calidad y un entorno turístico y recreacional. Además, los bosques de alcornoques se consideran aliados contra el cambio climático por el secuestro de carbono que producen.

En septiembre de 2018, la zona del sendero de Valdeinfierno, sufrió un incendio que afectó a una superficie de 13,76 hectáreas en el mayor alcornocal de España, el Parque Natural de los Alcornocales. Esto provocó fenómenos erosivos, pérdida de biodiversidad y hábitat para muchas especies y pérdida de riqueza de paisaje.

Debido a la insuficiente regeneración natural, se propuso la realización de este proyecto, que fue ganador de un certamen organizado por Archipiélago de Bosques, una iniciativa impulsada por la Comunidad #PorElClima y ECODES que busca plantar 3 millones de árboles en España. Además, ha contado con la colaboración del Parque Natural de los Alcornocales (Delegación Territorial de Cádiz de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía) y del Ayuntamiento de Los Barrios.

Se ha llevado a cabo la plantación de 400 alcornoques; se han creación y lanzado 2000 bolas de “nendo dango” con semillas de especies herbáceas y leñosas autóctonas para recuperar el estrato herbáceo y arbustivo; y por último se han colocado 10 cajas-nido para aves, para fomentar el hábitat de aves que son aceleradores de la recuperación de los ecosistemas.

Finalmente, y debido a las restricciones por la COVID y las condiciones climáticas, se tuvieron que suspender las acciones de participación ciudadana. Se quiere agradecer la iniciativa y ganas de recuperar su entorno a los 58 voluntarios que se inscribieron entre las dos convocatorias.

 

Noticias relacionadas