NOVENA PROVINCIA

El virus va ganando

 

Y se lo estamos poniendo a huevo por la falta de solidaridad entre nosotros mismos. Nuestra clase política es esclava de los votos por eso se intercambian los cromos como acaban de hacer Illa e Iceta en la peor situación de la pandemia con 36.435 contagios y 591 muertos en las últimas veinticuatro horas. Si, y no solo es en un día, sino que la media ya de fallecidos es de 400 diarios. Esto no se debería poder soportar, pero lo hacen y pasan.

Y por eso se vacunan, para poder gobernar a los supervivientes cuando los que se tienen que vacunar son los que llevan esta tragedia, pero los que la llevan o la sufren de verdad como los mayores, los sanitarios, todos los que desempeñan trabajos esenciales ( es curioso que no se hayan acordado de los trabajadores de supermercados, farmacias, transportistas y todos los que se están jugando la vida en esta pandemia), y, por supuesto, los científicos que son nuestra esperanza.

Pero, desgraciadamente, así estamos, con unos que se vacunan cuando no deben y otros que siguen con sus fiestas como si aquí no ocurriera nada. Otros prometen un número de vacunas y, luego, nos dicen que no pueden fabricar tantas…. y el virus está muerto de risa mutando a sus anchas, mientras nosotros hemos dejado de vacunar cuando había días de fiesta. Los hospitales están a reventar, pero no usamos el ejército. Tampoco usamos la sanidad privada ni a todas las personas preparadas para echar una mano.

El efecto de la infraestructura sanitaria empieza a parecerse al de una guerra, mientras el virus se está poniendo las botas ya haga frío o calor porque ¿dónde iba a encontrar el coronavirus una especie tan canalla con nosotros mismos como la nuestra?.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
24 febrero 2021 | Patricio González García
Siete años de la muerte de Paco de Lucía
 
22 febrero 2021 | Pepe Pol
Tu último vuelo, maestro
 
22 febrero 2021 | Patricio González García
Seguimos en estado de alarma, creo