En defensa del trabajo de los maestros, profesores y alumnos

 

Estas semanas estamos viviendo un continuo bombardeo de información a través de los medios de comunicación y las redes sociales sin precedentes, sumado a un encierro forzoso, que hace que dediquemos muchas horas del día a consumir esta vorágine de información en nuestros hogares. Una información que por desgracia no es siempre ni veraz, ni real, ni imparcial siendo cada vez más común encontrar miles de fakes o medias verdades enfocadas a distorsionar la realidad.

Cuál fue mi sorpresa cuando escuche ayer una entrevista en la Cadena Ser a nuestro vicepresidente Juan Marín soltando felizmente que si hay que terminar el curso un mes más tarde se hace sin problema. Unas afirmaciones totalmente irreales para cualquiera que conozca un poco como funciona el sistema educativo y el trabajo que se realiza en los centros educativos las semanas no lectivas de junio y j ulio. Pero más allá del claro desconocimiento de cómo funciona el sistema educativo, algo de por si grave y preocupante en el vicepresidente de la Junta de Andalucía, hay que sumar el mensaje entre líneas que se lanza a la ciudadanía. Un mensaje que no es ni más ni menos que los docentes y alumnado andaluces están de vacaciones en sus casas y que por eso tienen que recuperar las horas de trabajo en Julio.

Ante estas afirmaciones y otras muchas que últimamente estoy leyendo por las redes sociales y en algunas declaraciones públicas de responsables andaluces me gustaría hacer algunas puntualizaciones.

La consejería de educación de Andalucía no ha hecho absolutamente nada para coordinar, dotar de medios y poner en marcha un plan de trabajo viable que garantice el normal proceso de enseñanza y aprendizaje ante la suspensión de las clases presénciales por el estado de alarma. Esa responsabilidad se la ha delegado a los equipos directivos y claustros de cada centro que de una manera profesional y abnegada están trabajando 24h sin descanso, ni horarios distinciones entre días lectivos o fines de semana para poder garantizar que nuestros niñ@s y jóvenes no pierdan el curso y puedan seguir aprendiendo dentro de las difíciles circunstancias que estamos viviendo.

Unas circunstancias que hace que miles y miles de docentes dediquen casi las 24 horas del día a seguir con las programaciones educativas, corregir, crear materiales, innovar, formarse en nuevas herramientas educativas, hacerse youtubers, mantener contacto con los padres y madres o realizar el ingente trabajo burocrático que exige la Junta, poniendo para todo ello su propio material y costeando de su bolsillo todos los gastos. Una labor docente que no solo se quiere invisibilizar constantemente, sino que se pone en cuestión constantemente siempre que tienen ocasión

Igualmente, no puedo dejar de poner en valor el trabajo, esfuerzo y dedicación que decenas de miles de alumnas y alumnos están realizando en sus hogares junto a sus familias en estas difíciles circunstancias, muchos de ellos con graves dificultades al carecer de un buen acceso a la red o elementos que pueden parecer tan básicos como un ordenador o un espacio adecuado en sus hogares para poder estudiar. Un esfuerzo y sacrificio que junto al de decenas de miles de docentes hay que defender.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
30 mayo 2020 | Patricio González García
¡Vaya nivelito!
 
30 mayo 2020 | Rafael Fenoy Rico
Cierre de Nissan y la “Soberanía Nacional”
 
26 mayo 2020 | Pepe Pol
El paraguas familiar