Evolución del español: ¿conoces tu idioma tan bien como crees?

El idioma propio de una zona tiene matices diferentes muy característicos, y esto hace que se diferencien las personas de un pueblo a otro.

Todos tenemos una forma particular para expresarnos: palabras, expresiones corporales, gestos particulares, un silencio rotundo… todo puede tener algún sentido y dependerá mucho de la situación en la que ocurrió la comunicación. Sin embargo, lo que más usamos para comunicarnos es el lenguaje hablado. Sea cual sea, el idioma de cada país es una marca de identidad para las personas de cada zona. Eso es muy importante, porque genera un sentido de pertenencia a un grupo social determinado, influye en sentirnos parte de esa comunidad y ayuda a desarrollar la personalidad de cada uno. Por otro lado, además, genera un estilo de vida grupal. El idioma propio de una zona tiene matices diferentes muy característicos, y esto hace que se diferencien las personas de un pueblo a otro.

¿Cuánto sabes del español de hoy?

Mientras crecemos vamos adoptando el idioma que nuestros padres y la comunidad nos enseñan. En primer lugar, aprendemos el significado y el uso de las palabras: por eso conseguimos entender también los diferentes matices de las palabras cuando se pronuncian con un tono particular. Sin embargo, la diferencia de las zonas de un país hace que las personas que viven en un lugar generen palabras o frases autóctonas para entenderse entre ellas mismas, creando un conjunto que otros no entienden. Tenemos el ejemplo de España y Latinoamérica, donde existen palabras y expresiones totalmente distintas, además de diferencias a nivel de léxico y fonética. Para hablar perfectamente tendrías que conocer, entre varias cosas, también las expresiones españolas más típicas, como por ejemplo las que aparecen en el sitio web de Babbel. Además, tendrías que conocer las nuevas palabras que la RAE decidió incluir en su diccionario, y ponerte al día sobre las novedades, ya que cada idioma es un organismo que se modifica continuamente.

La necesidad de actualizar el vocabulario

Al pasar el tiempo surge la necesidad de actualizar el vocabulario de un idioma, en este caso el español, que para generar una forma más estructurada adopta palabras y crea expresiones nuevas. La RAE, al final, decidirá si incluirlas o no en su diccionario. En el proceso para incluir palabras al diccionario es muy importante la descripción y la justificación. Te sorprendería lo que está pasando con la inclusión de las palabras nuevas. La RAE ha aceptado incluir palabras en su diccionario por diferentes cuestiones, sobre todo porque hay palabras que empiezan a usarse y se difunden cada vez más, pero todavía no han sido reconocidas formalmente. La inserción de las palabras nuevas está bajo estudios de escritores y lingüistas, que reconocen que hay palabras que hemos empezado a usar y hemos adaptado inconscientemente por ser nativos del idioma, pero no se escribían porque la Real Academia Española no las había agregado al diccionario. Esto pasa es por una cuestión de logística, que implicaría una ardua revisión tanto de las palabras como del contexto en el que se deben usar, teniendo en cuenta su descripción y categorización. Todo eso genera un trabajo que debe llevarse con un análisis muy crítico para obtener buenos resultados.

Conocer el propio idioma es fundamental para tener una visión clara de la realidad. De hecho, el lenguaje modifica nuestra visión del mundo, y cada pueblo tiene la suya. Existen, además, algunas palabras consideradas intraducibles, que expresan una visión peculiar de un concepto y no tienen equivalentes válidos en otros idiomas. En español hay algunas. ¿Las conoces?

Noticias relacionadas