Hay partido

 

Los resultados que en Los Barrios arrojaron las urnas tras la cita electoral del pasado 28 de abril invitan al optimismo. Al menos para quienes deseamos que el próximo 26 de mayo se produzca un vuelco electoral en esta localidad y, con él, un cambio en el gobierno del municipio.

Cambio que, si Ciudadanos no se salta el guión, solo puede llegar de la mano de PSOE y Los Barrios sí Se Puede (UP). El 26 de mayo los votos de estas dos formaciones políticas pueden sumar para constituir una nueva mayoría que mande adonde merecen a los exandalucistas, ahora reconvertidos al cien por cien en no sé sabe qué exactamente, como ya he señalado en ocasiones anteriores desde esta misma tribuna.

Obviamente, los resultados de las elecciones generales del pasado 28 de abril no son extrapolables. Pero, si se recurre a una de las varias lecturas que cabe realizar de los mismos, puede extraerse alguna que otra conclusión en el sentido que apunto. Digamos que no es descabellado considerarlos como una encuesta que aporta una ligera idea sobre lo que puede ocurrir dentro de tres semanas en las municipales.

A diferencia de lo sucedido en 2015, esta vez la mayor fragmentación del voto no estará entre los opositores al equipo de gobierno de Romero y Alconchel, sino en el bando constituido por las fuerzas que, con toda seguridad, estarían dispuestas a aliarse para mantener el actual status quo: Los Barrios 100×100, PP y C’s.

Y, a diferencia también de 2015, existe entre los votantes que anhelan el cambio una concienciación sobre cómo han de garantizar la utilidad de su voto para que dicho cambio sea posible.

Con un nivel de participación de casi el 70 por ciento (69,69 %) como el que se dio el pasado 28 de abril, está al alcance de PSOE y Los Barrios sí Se puede (UP) mandar a los exandalucistas y compañía a la oposición, siempre que estas dos formaciones sean capaces de aglutinar más del 45 por ciento de los sufragios válidos que se emitan, como ya lo hicieron en las generales. Y no es nada improbable que sea así, teniendo en cuenta el grado de contestación social que se registra en el pueblo.

Aunque entre quienes apoyaron a PSOE y Unidas Podemos en la Villa el 28 de abril haya vecinos que en las locales del 26 de mayo pueden dar su voto a Los Barrios 100×100, PP o C’s, también es lógico pensar que, entre quienes otorgaron su apoyo a las opciones de la derecha en esa última cita con las urnas de hace ocho días, hay personas que darán su respaldo a las listas encabezadas por Salvador Puerto o Rubén Castillo, independientemente de su mayor o menor afinidad ideológica. De manera que nos queda la esperanza.

Es verdad que Los Barrios 100×100, PP y C’s pueden superar en número de votos a PSOE y Los Barrios sí Se Puede (UP), pero esto no garantiza que como bloque obtengan mayor representación en el pleno del Ayuntamiento barreño que el otro bloque contendiente, dado que son tres los actores, y no dos como en el caso contrario, los que aspiran a repartirse actas de concejales, circunstancia que podría penalizarles con la aplicación de la Ley D’Hont.

Está claro que todo lo expuesto hasta aquí no pretende pasar por ser un análisis prospectivo efectuado con el máximo rigor, porque no lo es. Más bien es mera especulación, pero especulación fundada, basada en las expectativas de un servidor. Entretanto, lo que parece a todas luces evidente es que hay partido.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
23 agosto 2019 | Patricio González García
Una patera de 141 metros de eslora
 
23 agosto 2019 | Rafael Oliva
Una batalla ganada al odio
 
20 agosto 2019 | Rafael Oliva
¿Eres de izquierdas o de derechas?