La Junta Directiva de la Unión Deportiva pone en valor una década de gestión al frente del club gualdiverde

La directiva lamenta que se quiera empañar y desprestigiar el trabajo desinteresado de un grupo de personas que llegaron a la entidad barreña cuando esta agonizaba y estaba a punto de la desaparición. El club gualdiverde ve inadecuado que se les acuse sin compasión en pleno Estado de Alarma y en una “situación de indefensión por la pandemia generalizada por la crisis del Covid19”.

A través de una nota de prensa, la Junta Directiva de la Unión Deportiva manifiesta que ha logrado revitalizar y sanear una entidad que hace una década estaba a un paso de la desaparición, tras acumular más de 300.000 euros con ex jugadores, Seguridad Social, proveedores y entrenadores, deudas que abarcaban un periodo de tiempo desde la temporada 2006 hasta la 2010, fecha de llegada de la actual Junta al club barreño.

Además, la actual Junta Directiva ha tenido que hacer frente a una inspección de Hacienda en 2012 donde le endosaron una sanción por importe de 199.413,58 € correspondiente a un IVA impagado de la temporada 2008/2009.

La directiva gualdiverde que preside Álvaro Moya, recuerda que ha logrado sanear hasta la fecha en 119.413,58 €, dejando la deuda con la administración pública en 80.000 €, cantidad que dejará la próxima temporada 2020/2021 a cero euros, tras “un colosal esfuerzo y una gestión impecable que ha logrado además en lo deportivo mantener la entidad en Tercera División Nacional”.

El club barreño lamenta que el socio José Luis Piñer anteponga “rencillas personales por intereses que desconocemos al interés y al bien común de todos los barreños y desde la directiva piden que actúe con responsabilidad y crítica constructiva, en estos delicados momentos por lo que atraviesan las instituciones, entidades sociales y empresas de nuestro municipio de Los Barrios”.

La directiva gualdiverde niega tajantemente falta de transparencia, ya que religiosamente cada temporada se ha venido realizando asambleas de socios como marcan los estatutos y la Ley, incluso en las dos últimas temporadas se han realizado cuatro reuniones para aprobar la conversión en SAD, además de permitir la entrada de medios de comunicación.

Además, desde el club informan que se está finalizando una auditoría en sus cuentas que está realizando una empresa externa, paso previo a la conversión en Sociedad Anónima Deportiva, requisito imprescindible por el Consejo Superior de Deportes.

El club gualdiverde una vez que concurran las circunstancias de seguridad y acabe el estado de alarma decretado por el Gobierno de la Nación, volverá a reabrir las oficinas y se pondrá como siempre ha hecho a disposición de cualquier persona que ha solicitado información.

La entidad de la Villa, según las recomendaciones sanitarias del Gobierno, que no permiten aglomeraciones masivas de personas en espacios cerrados, quiere realizar como cada temporada hace la tradicional asamblea de socios en el mes de septiembre, con el objetivo de no poner en riesgo la salud de nuestros socios y que puedan acudir con mayor tranquilidad.

Noticias relacionadas