Manolo Caneco, primer capitán

La celebración de este cincuentenario del primer paseo por el río de Nuestra Señora, tiene un tinte especial para un vecino de Palmones, Manuel Sánchez. 

 

Redaccion | Palmones

El San Andrés esperaba varado en el embarcadero y Manuel, su patrón, ultimaba los pormenores bajo la presión de capitanear un barco con pabellón real. Hay que destacar que el capitán tenía el tiempo justo para esta labor ya que el trabajo en el bar que regentaba el padre, apenas le dejaba tiempo para mas. También recuerda este buen vecino de Palmones, el susto que se produjo, esa tarde de Julio, a la llegada al punto debido al elevado número de pasaje y de como el desembarco de este hizo tambalear la nave y la parihuela de la Virgen. Los ocho metros de eslora de la embarcación, construida años antes en los astilleros de Barbate, se llenaron de la comitiva presidida por el párroco, José Luis Sibón y donde no faltó representación civil, militar y de jóvenes de la parroquia con folletos en mano de cánticos y rezos. En total 41 personas. No cabía mas orgullo en una nave que estaría presente durante mas de dos décadas en las sucesivas procesiones de Nuestra Señora y que en el año de 1981 fue vendida a los hermanos José y Pedro Amores que continuaron con la labor emprendida por Manuel.

Además de este San Andrés, hubo otras embarcaciones que tuvieron el honor de trasladar a nuestra Madre hasta las aguas de la bahía. La Concha, de Manuel Sánchez, el Hermanos Joya, de Adolfo Gómez y la actual Marina cuyo patrón es el joven vecino de Palmones Ángel Martín.

A todos ellos les une un sentimiento, el amor por nuestra Virgen. Nunca han dudado en responder a la llamada de la comunidad parroquial para ponerse a disposición en este día tan especial para todos, algo digno de agradecer por todo el pueblo de Palmones.

Patrón de sueños

Bajo tu mando, Patrón

navega rumbo al ocaso.

En el horizonte, una flor

anaranjada, de raso.

 

Así gobierna su nave

quien atiende a la llamada

de la bendita pasajera

arriando la coronada.

 

Eres patrón de tu barco

orgulloso palmoneño.

Hoy la bodega está vacía,

eres pescador de sueños.

 

Ante tu nave se abren

las mansas aguas del río

y la brisa te susurra

una Salve al oído.

 

Es la Salve marinera

a la Reina de los mares

Capitán vira tu barco

Palmones va a saludarte.

 

Han pasado muchos años

mi barco, descansa en la arena

Otro capitán mas joven

hoy pasea a mi Reina.

 

Y yo navego en mi sueño

a un mar de oro salpicado

soy marinero en tierra

añorando mi pasado.

 

Por la mar yo te juro

Virgencita del Carmelo

que si volviera a nacer

por ti sería… marinero.

 

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
30 octubre 2020 | José Antonio Hernández Guerrero
Los seres humanos somos proyectos completos
 
30 octubre 2020 | Juan Luis González Pérez
Cayó la Constitución de Pinochet, ¿cuándo caerá la de Franco?
 
28 octubre 2020 | Patricio González García
Seguimos pensando que aquí no pasa nada
 
26 octubre 2020 | Patricio González García
17 respuestas diferentes para una misma pandemia