Podemos y el tren de Andalucía

 

Antonio Pérez Girón | Periodista y Escritor

Con la desaparición del Partido Andalucista, aunque esta formación no tuviese representación a nivel estatal y autonómico, se perdió un referente, con sus glorias y sus errores, en el campo del andalucismo. Esa orfandad y la desmovilización a que se ha inducido al pueblo andaluz desde que se consiguiera la autonomía, parece que puede tener respuesta desde el partido emergente Podemos, donde de la mano del parlamentario andalucista José Luis Serrano se pretende articular una presencia de ese signo en el escenario político que se avecina.

Se trataría de intentar recuperar el terreno perdido y de buscar una vía que situara a Andalucía en el centro del proceso constituyente al que la situación política conduce irremisiblemente.

Sin embargo, a poco de la formación de las listas electorales, el núcleo dirigente de Podemos, no ha dado el paso necesario. Mientras, el proyecto Más Andalucía, continúa a la espera. Esta corriente, donde figuran personas de relieve y un nutrido grupo de jóvenes curtidos en los movimientos del 15-M, se ha propuesto situar a este partido como punta de lanza en la defensa del reconocimiento de la categoría de nacionalidad, motivo de la movilización del 4 de diciembre de 1977 y de la victoria del 28 de febrero de 1980, verdaderos hitos en la historia más inmediata andaluza y base fundamental del autogobierno al mismo nivel que las llamadas nacionalidades históricas.

Pero la frustración está a un paso, tal como ya ocurriera con la liquidación política del nacionalismo de clase del socialista Rafael Escuredo a cargo del todopoderoso Alfonso Guerra, una vez que aquél liderara la lucha por la autonomía y ganara las primeras elecciones al Parlamento andaluz. O posteriormente con Julio Anguita y su proyecto de Izquierda Unida-Convocatoria por Andalucía, que él mismo dinamitó con su marcha a Madrid para salvar al Partido Comunista.

En todos estos casos primaron intereses centralistas y partidistas a los de la propia Andalucía. Si ahora vuelve a ocurrir, si los políticos andaluces continúan pensando en Madrid antes que en la tierra a la que se deben, ésta habrá perdido un nuevo tren de los muchos que pasaron sin detenerse en las estaciones del sur.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
08 agosto 2020 | José Antonio Hernández Guerrero
Necesitamos acompañar para sentirnos acompañados
 
07 agosto 2020 | José Antonio Ortega
Uno más de nosotros
 
06 agosto 2020 | Rafael Fenoy Rico
Hoy 6 de agosto Hiroshima