Un porvenir menos verde que gris

 

Cabe la posibilidad de que no se haga del todo realidad el proyecto que iba a llevar a cabo en Los Barrios la multinacional británica LPC. Como ya sabrán, este grupo empresarial tenía intención de ubicar en este municipio lo que alguien dio en llamar «complejo tecnológico celular». Repito: «complejo tecnológico celular». Pocas veces he visto usar el castellano con tan ingeniosa licencia en lo que supongo es una traducción, no literaria por supuesto, del inglés. Lo confieso, en lo que a mí respecta, si no fuera por las aclaraciones recibidas, no tendría ni pajolera idea de lo que dicha expresión significa, pero, bueno, eso es harina de otro costal. Algunos se lo estarán pasando pipa y es que, no lo digo insinuando que haya quien se alegre del incremento del paro, las informaciones recientemente difundidas sobre la rumoreada frustración de los planes de industrialización de los británicos en esta comarca y ?la cosa se pone fea? lo de Torraspapel tal vez puedan satisfacer parte de las expectativas de aquéllos a los que el cambio climático les preocupa tanto o más que a Al Gore. Es más que probable que la papelera no se instale en el futuro parque tecnológico y medioambiental ?o PTMA, en fin, otra lindeza producto de un ocurrente uso del idioma cervantino que tantas posibilidades creativas ofrece? y la farmacéutica ya veremos. Habría de considerarse, en mi opinión, mala noticia que esto ocurriera, y lo grave es que puede suceder. Por lo que sé, ni una planta ni la otra iban a echar más humo nocivo hacia el cielo campogibraltareño del que ya se vierte desde otras chimeneas, en contra de lo que se le ha hecho creer a mucha gente, y tampoco pondrían en mayor peligro la lucha contra el deterioro del medioambiente por estos lares emprendida, gracias, también hay que decirlo, a la elogiable labor de los colectivos ecologistas. Con la que está cayendo, como consecuencia de esta crisis, no sé si más imprevista que virtual o más virtual que imprevista, un proyecto de esa envergadura no vendría mal para reducir el número de expedientes sobre solicitudes de ayuda por desempleo que la oficina del Inem de la localidad tramita últimamente cada mes. Sin LPC el porvenir podría tornarse aún menos verde que gris. Quizá no esté todo perdido y la inversión británica se lleve a feliz término. Creo yo que no se rendirán aquéllos a quienes les incumbe que así sea.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
29 noviembre 2020 | Patricio González García
La izquierda radical y los fachas
 
28 noviembre 2020 | Rafael Fenoy Rico
Ayuda a domicilio desahuciada
 
28 noviembre 2020 | Manuel Ramírez Tocón
Cuando mi pueblo olía a mierda
 
28 noviembre 2020 | José Antonio Hernández Guerrero
Violencia de género