Verdemar denuncia la pérdida de “un millón de metros cúbicos de arena” en la playa de El Rinconcillo y el Paraje Natural del Río Palmones

“La Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA) es la responsable de la pérdida de la costa de la Bahía de Algeciras y de sus consecuencias sociales. Los efectos devastadores que ha ocasionado la actividad portuaria en las playas son irreversibles después de la inmovilidad que existe”, aseguran los ecologistas.

Cada año, después de los temporales de levante, la playa del Rinconcillo y otras de la bahía pierden arena. En los últimos años, se han perdido más de 1 millón metros cúbicos a lo largo de todo el litoral algecireño.

Verdemar Ecologistas en Acción denuncia que la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras (APBA) lleva años “maquillando los informes ambientales y de dinámica de litoral, ocasionando un problema ambiental, de salud y socioeconómico, su restauración puede estar valorado en miles de millones de euros.
En la bahía de Algeciras se han rellenado más de 700 has, esquilmando recursos pesqueros, contaminando y modificando los fondos submarinos con la pérdida de litoral, sepultando patrimonio cultural y desarraigando a la población autóctona”.

Para Verdemar Ecologistas en Acción, el coste de su restauración debe ser asumido por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras y las empresas que trabajan en ella.

La Bahía de Algeciras, a lo largo de las últimas décadas ha sufrido enormes cambios con los rellenos e infraestructuras para las industrias, provocando la pérdida de la rica biodiversidad que acogía especies biogeográfícas, siendo un ecosistema marino único entre el Mar Mediterráneo y el Atlántico.

En los últimos años la erosión causada por la modificación de la dinámica del litoral y la pérdida de las praderas de Cymodocea nodosa (fanerógama marina), han provocado daños, que llegan ya a las zonas habitadas e industriales, además de poner en jaque la conservación de nuestro patrimonio histórico, como la línea de búnkers realizada por los batallones de prisioneros en la Segunda Guerra Mundial y restos arqueológicos de Carteia.

Verdemar entiende que la solución pasa por realizar un Plan integral de recuperación de la Bahía de Algeciras. El plan tendría que contemplar la eliminación y creación de infraestructuras para recuperar la dinámica del litoral, así como la recuperación de los sebadales (praderas de Cymodocea nodosa), que permitan que nuestra Bahía vuelva a ser un mar limpio, oxigenado, rico en especies pesqueras y sin erosión.

Verdemar asegura, que un informe de consultoras con experiencia, la playa del Rinconcillo presenta, al menos desde los años 80, una dinámica regresiva inducida por la incidencia de las importantes construcciones portuarias acometidas por la APBA que han modificado el oleaje incidente sobre la misma, lo que ha supuesto, entre otros fenómenos, el progresivo basculamiento hacia el sur de la playa por abrigo del dique principal o interrupción da la dinámica litoral por barreras al transporte como las instalaciones de Gibraltar-Intercar y dique norte.

Para Verdemar Ecologistas en Acción, la reducción de playas en la bahía de Algeciras se ha sucedido desde que empiezan las ampliaciones portuarias. “Los fortines o puntos de fuego son nuestro punto de estudio y, como referencia, nos han llevado a la conclusión, después de un análisis en el terreno, que en los últimos 50 años se han perdido millones de metros cúbicos de arena que en aquel tiempo formaban parte de nuestras playas de la Bahía de Algeciras”.

También denuncian la regresión de las dunas en el Paraje Natural del Río Palmones. El Paraje natural Marismas del Río Palmones es un área protegida entre los términos municipales de Algeciras y Los Barrios. Tiene una extensión de 113 Has del estuario del río Palmones que desemboca en la Bahía de Algeciras.

El ecosistema dunar se encuentra en gran regresión y en riesgo de desaparecer. El sistema dudar primario, el más activo, está en la orilla de la Bahía de Algeciras y se halla muy fragmentado y perdiendo miles de metros cúbicos de arena al año como consecuencia de la “erosión antrópica causada por el puerto (APBA) y la Junta de Andalucía ha dado todos los permisos ambientales para que esto se lleve a cabo”.

Noticias relacionadas