Mansión de los Larios en el Monte de la Torre, por A. Álvarez

En el libro "Los Barrios. añoranzas del Ayer" su autor Antonio Álvarez Vázquez recoge su particular visión de los edificios más emblemáticos del municipio a través de veinticinco láminas que componen la colección, siguiendo un itinerario primero por el casco urbano de Los Barrios, para luego visitar Ojén, La Montera del Torero y Monte de la Torre, pasando después a Palmones, Guadacorte, Los Cortijillos y La Estación. Son una autentica joya que gentilmente su autor nos facilita para su reproducción.

A finales del siglo XIX era propiedad de los hermanos Larios tanto el Monte de la Torre como el inmediato cortijo de La Almoguera, que tenía su caserío en una pequeña loma cercana al río Palmones. A principios del siglo XX, Ernesto Larios decidió establecer su residencia familiar en dicha finca rústica, eligiendo como lugar más apropiado un altozano más elevado y separado del río, desde el que se ofrecía una maravillosa visión de Gibraltar y su Bahía, así como de la arruinada atalaya árabe, que parcialmente ordenaría restaurar.

El nuevo y amplio edificio respondía a las pautas de una mansión colonial de tradición anglosajona, siendo sus constructores los mismos técnicos y trabajadores que pocos años levantaron la línea férrea de Bobadilla a Algeciras con sus correspondientes Estaciones. Alrededor de la mansión, Ernesto Larios sembró arboleda y plantas, constituyendo un espléndido jardín, rodeado en su perímetro por un alto muro de mampostería.

Con toda razón los lugareños pronto identificaron dicha mansión con el nombre de Palacio del Monte de la Torre, cuya atribución se justifica simplemente observando el dibujo realizado por Antonio de su fachada principal.

  © Dibujos: Antonio Álvarez Vázquez

© Texto: Manuel Álvarez Vázquez

Noticias relacionadas

 
24 agosto 2020 | Redacción
Bartolo, «el Pájaro»