23 de febrero

 

Manuel Ramírez Tocón | Escritor y analista

De puntillas esta pasando un aniversario del que solo queda astillas en el cielo del hemiciclo como gancho para el día de puertas abiertas. Los ujieres repiten, de forma mecánica, lo ocurrido con la operación Duque de Ahumada como si fuese fruto de un solo día.

Buscar similitudes puede rozar la imprudencia por aquello de las mentes livianas, pero hasta que sonaron los subfusiles en el Congreso habían pasado cuatro años desde la legalización del PCE (1977), en los que los cuarteles dormían con los portones abiertos y las cadenas no paraban de engrasarse.  Ya por esos años de la primera transición hubo ceses y dimisiones de los entorchados cansados de la flojera de una incipiente monarquía, el ministro de marina, todo un almirante, dimitió y dejó al descubierto una operación galaxia que no pudo extirpar el sentir del ejercito contrario a la situación política.

Décadas después, la monarquía afina puntería en Bostwana, la oposición se fragua en tiendas de campaña del Leroy Merlin y los paraísos fiscales reciben transferencias impresas en papel oficial. Todo esto mientras se exprime un pueblo para rellenar las carencias como si llenamos un colador de agua.

Con tan mohíno panorama hay quien piensa que ya está bien de pasear la cabra por Cibeles en el día de las fuerzas armadas. Con dos cámaras y quince minutos se cubre una celebración donde los regulares enseñan el ritmo que verdaderamente lleva esta piel de toro. No hay posicionamiento ni debemos buscarlo, pero lo cierto es que se alzan voces como si fuera el eco de las publicaciones en El Alcazar hace treinta y cinco años mientras los debates para formar gobierno se suceden sin resultados.

Resumiendo. La historia está para aprender de ella.  ¿Libertad?, toda la del mundo. ¿derechos?, todos los necesarios. ¿Deberes?, por supuesto. Existiendo equilibrio entre estas tres constantes habremos avanzado en la libertad y la democracia, y podremos celebrar cada 23 de febrero sin que nos tiemble la voz.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
08 agosto 2020 | José Antonio Hernández Guerrero
Necesitamos acompañar para sentirnos acompañados
 
07 agosto 2020 | José Antonio Ortega
Uno más de nosotros
 
06 agosto 2020 | Rafael Fenoy Rico
Hoy 6 de agosto Hiroshima