Algarbani ofrece una conferencia sobre la figura del actor Antonio Moreno, estrella de Hollywood en los años 20

El cronista oficial de Los Barrios, José Manuel Algarbani, ofreció anoche en el Hotel Montera de Los Barrios una interesante y documentada conferencia sobre la figura del actor de cine mudo vecino de Los Barrios, Antonio Moreno, una de las estrellas de Hollywood en los años veinte.

Redacción | Los Barrios

Un acto que estuvo presidido por el alcalde de Los Barrios, Jorge Romero, y donde además asistieron concejales del equipo de gobierno como el edil de Cultura, Manuel Molina.

Algarbani hizo un repaso bien documentado y a través de una proyección de Antonio Moreno, una de las estrellas de Hollywood y considerado uno de los primeros “latin lovers”, incluso antes de que arribaran los Rodolfo Valentino y Ramón Novarro, los más reconocidos galanes de aquellos felices años 20.

Moreno nació en Madrid, su padre era militar, lo trasladaron a Sevilla pero murió pronto, cuando el pequeño contaba sólo siete años. A los 10 años aproximadamente se viene a vivir a Los Barrios con su madre. Ejerció el oficio de panadero y trabajó en los campos de polo de San Roque.

El cronista oficial barreño hizo un recorrido por toda la biografía del actor barreño, cuyo nombre era Antonio Garrido y Moreno Monteagudo pero hubo de acortar para figurar en las carteleras como Antonio Moreno.

Cuanto contaba con 15 años una familia americana con recursos le ofrece a la madre de Antonio la posibilidad de formar a su hijo en EEUU. Y ocurrió que Moreno viajó a New York donde trabajó en modestos cometidos como operario de una compañía de electricidad y compaginándolo con el teatro. Al cabo de ocho años volvió a España a ver a su madre, pero regresó a la capital norteamericana. En ese largo viaje en barco conoció a dos actrices que iban a trabajar en Broadway, que le abrieron el camino al cine.

Moreno era apuesto y probó suerte en el cine. Conoció a un importante empresario cinematográfico y contrató como galán. Fue todo un éxito en el cine mudo y terminó trabajando para la Metro-Goldwyn.

Algarbani fue hilando a través de documentación el sueño americano de Antonio Moreno, actor que además posee una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Esta estrella del cine mudo compartió cartel con actrices como Greta Garbo, Pola Negri o Clara Bow.

Moreno triunfó como actor de teatro en Broadway. Fue el primer latin lover antes de Rodolfo Valentino y uno de los más cotizados de la época de la mano de Vitagraph, Paramount y Metro Goldwyn Mayer. Así llegarían películas como La casa del odio (1918) junto a Pearl White; My American wife (1922) con Gloria Swanson; La tierra de todos (1926), con Greta Garbo; o Ello (1927), con Gary Cooper y Clara Bow. Con la llegada del cine sonoro su carrera no siguió subiendo, aunque sobrevivió. Dirigió las primeras sonoras mexicanas y, durante los años 40 y 50, trabajó como secundario con los mejores directores. Se despidió con Centauros del desierto, después de 44 años de trayectoria profesional.

 

Noticias relacionadas