Andalucía bonifica el 100% del impuesto a las tragaperras

La Junta de Andalucía bonifica el 100% del impuesto de las tragaperras a las empresas de juego y hostelería para compensar los efectos económicos del confinamiento.

La Junta de Andalucía, en un intento de compensar las pérdidas económicas derivadas de la pandemia sanitaria provocada por el coronavirus, ha decidido establecer una bonificación del 100% a la cuota trimestral relativa a las máquinas recreativas, para el período que va desde el 1 de abril al 30 de junio.

Dicha ayuda llega en un momento en el que los sectores del juego y la hostelería comienzan a ver la luz después de sufrir casi tres meses de parón. Estas pérdidas fueron provocadas, no sólo por el cierre en sí, sino también por la migración de los clientes a internet, puesto que, el usuario, cuando juega tragamonedas online, no necesita pisar los locales ni los salones de juego.

Con esta medida, la Dirección General de Tributos de la Junta de Andalucía, pretende ayudar a la recuperación económica de las empresas del juego y al mantenimiento de puestos de trabajo, así como contribuir a la liquidez de todas las pymes y autónomos que dependen de este sector.

Esta no es la primera vez que la Dirección General de Tributos sale al rescate de la hostelería y la patronal del juego. Ya el 16 de marzo, dos días después de establecerse en toda España el Estado de Alarma, la Junta de Andalucía decidió, con carácter de urgencia, establecer una bonificación del 50% para las máquinas tragaperras de las tasas devengadas para el segundo trimestre de 2020.

El objetivo de la Junta no sería otro que el de ayudar a adecuar la tasa que deben de pagar los tenedores de las tragaperras, al tiempo efectivo de operatividad de las máquinas, que han estado alrededor de tres meses apagadas. Y es que, tras el levantamiento del Estado de Alarma, todas las tragaperras deberán estar operativas en función de las limitaciones sanitarias, el aforo permitido de los locales y, además, ser desinfectadas después de cada uso, lo que le resta tiempo de operatividad.

Estas medidas de ayuda han sido aplaudidas por las principales asociaciones de afectados, unidas en la Federación Andaluza de Asociaciones, de Máquinas Recreativas, Salones y Ocio, (ANMARE), que llevaban solicitando, desde hace semanas, una mayor implicación por parte de las autoridades con el fin de recuperar el tiempo perdido y poder poner de nuevo en marcha un sector que, hasta el año pasado, mantenía más de 8.600 puestos de trabajo en la Comunidad y aportaba casi 170 millones de euros a las arcas autonómicas.

 

 

Noticias relacionadas