Desde mi plaza

Pasión y muerte de nuestra tierra

 

Un Cristo sufriente, llagado, coronado con espinas de injusticias y crueldades. Manos atadas por leyes injustas que encadenan libertades e igualdades. Un gentío que canta alabanzas y hosannas loables y el mismo gentío que grita sanciones de muerte al más puro estilo Barrabás bandido. Una caña de hisopo que da a beber vinagre al sediento de este mundo. Un letrero acusador: “ecce homo”. Una Túnica de lirio nazareno cual penitencia perenne de un pueblo penitente que carga con la cruz del paro o la desesperanza o con las cruces de otros que son poderosos. Unos pocos cirineos que ayudan a cargar el peso de una cruz, una lacra, una injusticia, un tiempo de durezas familiares o enfermedades en listas eternales de una sanidad abandonada. Un beso de Judas que traiciona al vecino y hermano. Unas monedas de plata que compran al corrupto. Una última cena donde falta el pan y el vino embriaga los sinsabores de sus comensales. Unas mujeres que lloran el calvario de sus hijos dispuestos a morir en la cruz de la droga. Un Juan que acompaña a María a los pies del sufrimiento. Un romano que clava la lanza de la venganza y del odio. Una candelería que alumbra la noche oscura del alma. Un pañuelo que seca las lágrimas de los que lloran desconsolados. Unos tambores que anuncian la venganza servida, consumada. Un Pilatos que se lava las manos ante las injusticias. Un sanedrín cómplice del poder. Unos fariseos rigurosos con la religión e inhumanos con los humanos. Un Cristo yacente llorado por unos pocos. Muerte, soledad, sepulcro, como la vida de muchos que esperan la luz de la alborada. Un Domingo glorioso, una blanca túnica, un sudario abandonado, un perfume de esperanza, ungüento de liberación, un sepulcro vacío, vida nueva deseada, una muerte vencida por la Resurrección. Deseos compartidos. Sueños eternales. ¿Utopía?

¿No es esta Pasión reflejo de nuestra humanidad? Amigos y amigas, son tiempos difíciles los que corren. Pero un canto de esperanza lleva esta tierra por gala. Trabajemos y luchemos para que la Pasión y Muerte de esta tierra que es la nuestra, se tornen en Vida y Resurrección. Un abrazo a todos. Ánimo y adelante.

Noticias de la Villa y su empresa editora Publimarkplus, S.L., no se hacen responsables de las opiniones realizadas por sus colaboradores, ni tiene porqué compartirlas necesariamente.

Noticias relacionadas

 
24 febrero 2021 | Patricio González García
Siete años de la muerte de Paco de Lucía
 
22 febrero 2021 | Pepe Pol
Tu último vuelo, maestro
 
22 febrero 2021 | Patricio González García
Seguimos en estado de alarma, creo